Hay tradiciones que a una le sacan especialmente de sus casillas. Por Sant Jordi, el San Valentín catalán, ellos regalan rosas y ellas libros, ensalzamos la inteligencia de ellos y la belleza de ellas y aquí nadie pone el grito en el cielo. En fin… Mari, que les den, ya nos autoregalamos nosotras un libro. Y es que cualquiera de las siguientes lecturas es todo un must que ya está tardando demasiado en llegar a tus estanterías.

Front row de Jerry Hoppenheimer. O lo que es lo mismo, la biografía no autorizada de Anna Wintour. Tras esta lectura, la película El diablo viste de Prada te parecerá que proyecta una versión de la editora de lo más edulcorada.

Grace de Grace Coddington. En contraposición al anterior, no puedes dejar de leer las memorias de nuestra pelirroja preferida, con permiso de Emma Stone. ¿Por qué? Pues porque la versión americana del Vogue no sería lo mismo sin ella.

Avedon fashion de Carol Squiers, Vince Aletti, Philippe Garner y Willis Hartshorn. Si te encantan las editoriales de moda, este libro es todo un must. Una recopilación de fotografías bellas e inspiradoras, a cada cual mejor. Todo un deleite para tus ojos.

Víctimas de la moda de Guillaume Erner. Querida, no estás sola, todos somos unos fashion victims empedernidos. Entenderás cómo se crea la moda y por qué todos la seguimos, queramos o no.

How to walk in high heels de Camilla Morton. Mari, tú sabes que caminar sobre más de 10 centímetros de tacón sin parecer una jirafa borracha no es fácil, por eso este libro es una lectura imprescindible.

Hollywood costume de Deborah Nadoolman Landis. Sabes que tu libro de cabecera es este si al hacerte elegir entre moda y cine para ti es como si te preguntarán a quién quieres más, ¿a papá o a mamá?

The Karl Lagerfeld Diet de Dr. Jean-Claude Houdret. Porque no hay cosa que haga el káiser que no nos interese, y más si es la dieta milagro con la que perdió 40 kilos. Ni la Dukan, ni la macrobiótica ni la de la alcachofa. Porque Lagerfeld lo mola todo y su dieta no iba a ser menos. Eso sí, nutricionistas del mundo absteneros de esta lectura.