Durante la semana pasada Madrid ha sido un trasiego de gente que transitaba de feria en feria, intentando digerir la cantidad de propuestas que inundaban la capital. Como media partners de ART MADRID os dedicamos unas pequeñas pinceladas sobre las conversaciones mantenidas con los principales agentes que dan forma a la feria: un artista, Santiago Talavera, elegido por Carlos Delgado Mayordomo en su sección de ONE PROJECT con la Galería Moproo de Shangai y que ya os recomendamos no perderos la semana pasada, no hemos podido recabar la voz de un galerista, pero sí la de Bárbara Vidal Munuera, como responsable de comunicación y parte de la organización de la feria y la de un visitante, en este caso profesional, un coleccionista.

Art Madrid celebró su X Aniversario con nueva imagen y una web más fresca y transitable, un logo más apetecible y con la repetición de un emplazamiento que estimamos se ha convertido clave para su éxito.

Empecemos con Santi Talavera, artista, que ha estado presente en Art Madrid por primera vez este año:

Santi, ¿cómo ves / vives la presencia de tu obra en la Feria?

Santi: Es la primera vez que participo en Art Madrid y el público es diferente. Además presento obras no tan características o “en mi línea” por lo que hasta cierto punto me veo empezando de nuevo. Las ferias son siempre ferias y yo prefiero mantenerme en una distancia, pero he visto la enorme cantidad de visitantes y según me cuentan está teniendo muy buena acogida.

¿Crees que el rumbo o sentido de las ferias debería cambiar? ¿Notas un avance en tu carrera cuando acudes a una? ¿o la repercusión es mayor para el galerista que para tu trabajo?

Santi: Soy afortunado y actualmente trabajo con galerías que se vuelcan con sus artistas, así que en mi experiencia personal no tengo esa sensación. Respecto a mi paso por ferias, indudablemente la cantidad de gente que ve tu obra genera cosas, que algunas veces se terminan fraguando a posteriori. Respecto al sentido de las ferias en España, ya vemos que la situación precaria de los artistas está generando un nuevo escenario de propuestas, a las que tarde o temprano galerías, ferias y demás agentes tendrán que dar respuesta. Pero si no hay un cambio profundo en la educación, el público seguirá siendo cada vez más ajeno al arte, los coleccionistas del futuro seguirán siendo dependientes del establishment, y cualquier nuevo rumbo en las ferias seguirá siendo un mero maquillaje de la misma estrategia mercantil de fondo.

¿Cuáles crees que son los puntos fuertes o diferenciadores de Art Madrid?

Santi: Este año Art Madrid ha ganado con una mejor sección de One Project, que ya es cita obligada e inevitablemente atrae a un público más actual. 

La comunicación tan activa en los meses previos y durante, así como el programa de actividades paralelas ha sido muy interesante y a mi parecer es un camino a seguir. 

Pasemos pues a Bárbara, una de las responsables de la estupenda comunicación que ha tenido la feria este año, desde fuera una comunicación más directa, sencilla, transparente y legible tanto para el profesional como el aficionado.

Bárbara, el cambio de emplazamiento de la feria, que repetís en esta edición, ha supuesto notoriamente algo positivo para Art Madrid, ¿Notáis un cambio de afluencia de público? No ya sólo en volumen, sino ¿en el tipo de público que accede a la feria?

Bárbara: La localización ha sido determinante para que haya más afluencia de público pero también para llegar a un público más amplio e interesante en muchos casos. Por un lado, hemos promovido algo así como un “si tú no te acercas al arte, nosotros te lo acercamos” para localizar a aquellos amantes del arte que todavía no saben que lo son, público curioso pero perezoso que siempre ha sentido cierta barrera para acercarse a las galerías y a los artistas… una barrera que rompemos y se lo ponemos en bandeja. Pero, además, hemos facilitado el acceso a la feria a cientos de profesionales y coleccionistas que estos días se alojan y transitan el centro de Madrid y que no han dudado en completar su visita a Madrid con la visita a la feria.

Art Madrid es una feria con fama de tener mucha venta y ser muy beneficiosa para las galerías, sin embargo, las apuestas siempre son más criticadas por no apostar por un panorama fresco sino más bien por artistas reconocidos y dirigirse a un público menos arriesgado. ¿Crees que es el valor diferenciador de vuestra propuesta y que es el punto que debería reforzarse de vuestro modelo? 

Bárbara: Es cierto que Art Madrid siempre ha tenido buenas ventas y un público coleccionista fiel que sabe que va a encontrar piezas de artistas consagrados que siguen siendo valiosas para cualquier colección. Pero el nuevo equipo (empezamos a trabajar juntos en la pasada edición tras la disolución del equipo anterior), muy consciente de la crítica que se ha hecho tradicionalmente a la feria, ha enfocado su trabajo en, sin perder ese valor diferenciador, integrarlo de una manera equilibrada y coherente con las propuestas más frescas y emergentes. Para esto era esencial la labor de un Comité de Selección externo con profesionales de distintos sectores del arte, comisarios, galeristas y coleccionistas que nos han ayudado a depurar la selección de galerías y propuestas artísticas… y creo que hemos conseguido acercarnos a ese punto de equilibrio. Es un trabajo que requiere tiempo pero creo que estamos en el camino correcto.

Este año vuestra propuesta contaba con muchas actividades complementarias o alternativas, talleres específicos para niños… ¿crees que las ferias deberían englobar un espectro más amplio de propuestas que permitan entender la totalidad del arte? Es decir, crees que además de incentivar las ventas y acercar el contacto entre galerías y coleccionistas una de sus responsabilidades es acercar el Arte a la sociedad? ¿Asumen las apuestas actuales esta responsabilidad?

Bárbara: Tener una sociedad culta, curiosa, interesada en el arte y en sus productos, que apoya a sus artistas y que se siente orgullosa de ellos sólo pasa por proporcionar a esa sociedad herramientas para que conozcan el arte y la cultura y se impliquen en ellas, desde la educación básica hasta una oferta continuada, interesante y accesible (física y económicamente) desde las instituciones públicas y privadas, universidades, fundaciones, museos… Y las ferias, sean de la titularidad que sean, deben participar de esa oferta. No sabes cuál de los niños del taller será artista emergente ni sabes cuál de tus visitantes es un coleccionista en potencia, lo importante es darles la oportunidad de que lo sean.

Por suerte, creo que las propuestas de ferias actuales tienen esto bastante claro y todas trabajamos en esta dirección, pensando en esa sociedad curiosa y orgullosa de sus artistas. O me gustaría pensar que es así.

Como broche final hemos conseguido la voz de un coleccionista, es importante la percepción del público profesional ya que el mayor número de ventas en las ferias se produce a este target. ¿Visitas todas las propuestas de la semana?¿Cuál te parece el mayor interés o punto diferenciador de Art Madrid?

Coleccionista: Sí. Durante esta semana se concentran en Madrid un buen número de ferias y propuestas muy interesantes desde el punto de vista artístico, por lo que intento visitar todo lo que el tiempo me permite.

La feria Art Madrid es una feria donde predomina la presencia de artistas ya consagrados, sobre todo grandes firmas de artistas españoles de los 70 y 80, como en toda feria puedes encontrar un poco de todo, pero pienso que viene muy marcada por esta línea y en ese punto es donde creo se desmarca.

¿Has adquirido alguna obra en Art Madrid? ¿Cuál es la media de gasto o inversión en arte en esta semana de ferias?

Coleccionista: No, no adquirí ninguna obra en Art Madrid, pero bueno, la inversión en arte durante esta semana es aquella que uno puede permitirse en ese determinado momento, cualquier coleccionista está siempre dispuesto a gastar todo lo que pueda permitirse adquiriendo alguna pieza que crea necesaria para su proyecto. 

¿Vienes invitado por algún programa de coleccionistas?

Coleccionista: Sí, siempre hay algún programa VIP para los coleccionistas en el que se realizan varias actividades en torno a las propias ferias, ya sean visitas guiadas a la propia feria como a exposiciones o visitas a determinadas instituciones.

La feria Art Madrid por tanto, ha ido derivando en una propuesta que refuerce la oferta de las ferias satélites que siempre surgen en torno a una feria consagrada (véanse los ejemplos de BASEL, de MIAMI…) Art Madrid se ha ganado un merecido puesto en la oferta ferial dentro de una franja de coleccionistas que quizá no encontraban en ARCO la construcción definitiva de su colección, pudiendo también aventurarse en el arte emergente con otras propuestas que ya van cogiendo solera entre la oferta de febrero.