“Pide que el camino sea largo”, aconsejaba Kavafis a su Odiseo. De océano en océano, la nueva colección de Avellaneda propone una travesía global que recala en puertos inesperados con un denominador común: la ligereza. Del Japón donde el artista Kamisaka Sekka creó sutiles trazos geométricos a la Cuba de blancas guayaberas y crepúsculos infinitos, pasando por los clásicos del sport norteamericano y los colores mediterráneos, el conjunto de prendas propuestas para el verano de 2017 propone un ejercicio de calma y de sosiego. Aspirar, espirar para que los materiales tomen posición. Algodón, cashmere, seda.
Duchamp. Hedonismo en blanco, beis y azul. Rojo oriental. Minimalismo asiático y diálogos improbables. Diseños, a fin de cuentas, que hablan sottovoce para no restar protagonismo a lo que de verdad importa. El sol. El mar. El viaje.

 

unspecified-4 unspecified-5 unspecified-9

Photo Jorge Pérez Ortiz Model Xavier Serrano Curator Issue Ten