Ese color que tanta vida me da. Desde bien pequeño ese color me ha representado, me ha perseguido, y ha significado toda mi infancia. Esta pasión por el color amarillo quizás me la contagió mi madre: nuestra casa estaba pintada de este color en una tonalidad apagada, le fascinaban las rosas amarillas y este color siempre estaba presente en nuestra vida.

Este look va dedicado a mi madre, al verano, al sol de Andalucía -mi tierra-.

_MG_9426 _MG_9347

La camisa es 100% lino, un material muy fresco para las altas temperaturas veraniegas. Es de Springfield, aunque lleva ya bastante tiempo en mi armario. Para mí, es uno de los básicos veraniegos. Los jeans rotos son de Zara, que en ese tono azul lavado a la piedra combinan a la perfección con el amarillo de la camisa. A los pies llevo unas zapatillas tipo espardeñas de Primark, en verde militar. Las gafas de sol las compramos en Italia, y mezclan el print de carey con el cristal azul efecto espejo. Un look mix-and-match sencillo y sobretodo, muy económico.

_MG_9357 _MG_9361 _MG_9376 _MG_9401