Hablar de joyas es sinónimo de maximalismo y looks extremos, pero en las últimas colecciones hemos visto cómo los diseños se han ido simplificando hasta llegar a niveles tan exagerados que tanta simpleza resulta extravagante: la nueva era de la joyería ha llegado para quedarse.

Como pudiste ver en la colección de &OtherStories que os mostrábamos en nuestro número de primavera, el minimalismo más chic se alza como la nueva tendencia en joyas: menos es más. Con este fundamento, la firma Beaufille ha lanzado una línea de joyas sencillas pero extremadamente bellas. Paris y Chloé Gordon, hermanas y diseñadoras, son las mejores representantes de la armonía de lo minimal: además de joyas también diseñan prendas con tejidos técnicos, cuero y punto.  En las joyas, los suaves colores de las piedras como el rubí o el aguamarina se mezclan con el brillo de los diamantes en unas piezas finas y sobrias, de precios que oscilan entre los $90 y los $5.000.

Personalidad, delicadeza y mucho estilo en una colección perfecta.