Hay momentos durante la semana que cuando te despiertas por la mañana y después de la ducha, piensas qué es lo que quieres ponerte y …. Zas! Quieres verte de negro.

Hace muchos años que no vestía mucho de negro porque me parecía un color deprimente para el día a día pero si que me encantaba cuando necesitaba dar ese toque de elegancia al look , cuando lo necesitaba.

Ahora combino el «total Black»incluso con unas sneakers blancas, rompiendo así un poco ese negro.

En esta ocasión he optado además por combinar biker en piel con tacones y jeans 😉