El característico made in Italy que otorgo al país en forma de bota la etiqueta de una de las ciudades de la Moda por excelencia, ha visto nacer numerosas firmas, una de ellas es Caruso. Clasicismo y lujo definen a esta firma nacida en 1958. Su curiosidad por tiempos anteriores y la capacidad de adaptarlos a nuestro tiempo se hace patente en cada una de sus colecciones.

Milan Fashion Week acoge la presentación de su colección para el Otoño Invierno 2016: “Sastrería pionera”, inspirada en un viaje desde el centro de la tierra, pasando por la corteza terrestre, las rocas, raíces y arboles, hasta llegar al cielo, las estrellas y los planetas. Marcada por dos siluetas bien definidas. La primera está dominada por los volúmenes que envuelven el cuerpo en forma de mantas, abrigos y capas. La segunda, más suave y amplia, resalta los hombros y la cintura.

Destacamos la destreza tanto en el patronage con en los tejidos, en los que destaca el llamado Gobigold (pelo de camello creado por Loro Piana para Caruso), para chaquetas y abrigos. El punto encuentra un rincón esencial en el guardarropa del hombre ya sea en prendas bordadas, perforadas, de rayas, a rombos y en twin para llevar en capas.