ESTÁ DE MODA por tener una de las muestras más referenciadas en los medios en la malagueña galería JM titulada The Estate of Anonymous (VII): Stories from homes 3. Nueva colección de pinturas de Carlos Miranda sobre visitas de Polaroid Star. Una instalación en la que interviene todo el espacio de la galería mediante pinturas de caballete y dibujos de pared, y que continúa la serie expuesta en Italia por el Centro d’Arte Piana dei Colli de Palermo (2012) y en el Espacio El Butrón, de Sevilla (2013).

Un proyecto – homenaje al trabajo de diferentes personajes del mundo de la cultura, en él deja ver el caos doméstico que genera todo proceso creativo y, para ello nos transporta a las casas de otros artistas y narradores relevantes como José Antonio Garriga Vela, Simone Lucido, Giulia Ingarao, Carlo Lauro, Chema Cobo, Juan del Junco, Rogelio López Cuenca, Erika Pardo o incluso la suya propia.

Aún nos quedan unos días (hasta el 17 de Enero) para visitar la muestra y por si Málaga os coge a desmano, le lanzamos nuestras 7 cuestiones RUDE y os invitamos a recorrer su nueva web: www.carlosmiranda.eu.

Captura de pantalla 2015-01-13 a las 12.07.32

The Estate of Anonymous (VII)

Stories from homes 3

Nueva colección de pinturas de Carlos Miranda sobre visitas de Polaroid Star

Vista parcial de la intervención en la Galería JM (Málaga, 2014-15). De izquierda a derecha, las obras:

 

Carlos Miranda, “The Estate of Anonymous (VII): Stories from homes 3”. Galería JM. Málaga, 2014.

Técnica mixta sobre tela // 12 x 11 cm. // 2014

Carlo Lauro, “Parigino nel profondo del cuore. Amori, di Paul Léautaud”. Revista L’indice, anno XXVIII, nº 6. Nuovo Indice S.C. Turín, 2011.

Técnica mixta sobre tela // 46 x 38 cm. // 2014

¿Cómo ves / vives la situación actual de tu profesión?
Si hablamos del plano estrictamente creativo, creo que la salud de mi profesión es envidiable, a mi entender hace tiempo que en España se está trabajando a un altísimo nivel artístico. Otro juicio bien diferente merecería la situación del mercado, que está francamente mal, supongo que falto de una ley de mecenazgo lógica y de una cultura de coleccionismo mucho más extendida. Por otra parte, el cada vez más escuálido apoyo institucional al arte parece estar en consonancia con el nulo interés de nuestros políticos por la producción de capital simbólico, reducido a los “golpes de pecho” futbolísticos. En estas condiciones, es heroico el trabajo de nuestros artistas, y patética, como en tantos campos, la generalizada necesidad de emigración a otros países más habituados a comprender el arte como patrimonio cívico y no como fútil accesorio de adorno mediático. Supongo que, en el fondo de todo esto, lo que se trasluce es un complejo problema educativo que venimos arrastrando desde hace ya demasiadas generaciones.

¿Cómo definirías tu profesión o papel dentro del sector cultural? (teniendo en cuenta que cubres varias áreas profesionales, en la universidad, como artista plástico…)
Pues muy afortunada y, al tiempo, muy “currada”. Precisamente por lo que te decía anteriormente, la intervención en lo público, sea exponiendo mi obra o sea desde mis labores en la universidad, lleva implicada un grado de responsabilidad que intento no olvidar nunca. La articulación de discurso, artístico o docente, genera valores de muchos tipos, y ello es un acto micropolítico de primer orden en el que la crítica al mundo necesita aparejarse a la autocrítica sistemática. Lo cual, en el campo artístico, es condición natural y necesaria, por lo que mi trabajo me hace bastante feliz: el feedback entre producción y docencia es muy satisfactorio, la verdad. Si bien hablamos de ámbitos muy diferentes, que no son comparables entre sí, a la vez la relación entre ambos es muy íntima, y poder conjugarlos es un privilegio. Reconozco que en mi caso la profesión docente también ha sido siempre muy vocacional, me gusta mucho la transmisión y, sobre todo, la producción de conocimiento, y disfruto viendo cómo crecen los alumnos como artistas.

¿Lo tuyo fue vocacional?
Totalmente, ¿a quién se le ocurriría meterse a artista sin una vocación clara? Esto es una especie de lucha muy placentera en la que te enfrentas a tus límites continuamente, pues implica, no lo olvidemos, un alto grado de asunción de riesgos, tanto a la hora de hacer obra como en el momento de exponerte con ella, que es lo que hacemos. Este último proyecto que estoy desarrollando trata precisamente sobre el tan poco apreciado compromiso social –manifestado en el desorden doméstico- que asumen los narradores que somos todos los que elaboramos puntos de vista distintos sobre lo real, ya sea desde la producción artística, literaria, historiográfica, comisarial, crítica, sociológica, etc. El valor del que dona al público sus ideas, su trabajo, su tiempo y, tantas veces, su economía al producir cada proyecto, está aún por reconocer en su debido rango por parte de nuestra cultura… y así nos vá!

¿Qué exposición nos recomendarías visitar en los próximos días?
Sin duda la que se está produciendo día a día en las redes y otros medios de comunicación por parte de artistas de todo el mundo en homenaje a los asesinados de Charlie Hebdo y a su trabajo. En este sentido, es tan curiosa como pertinente la coincidencia que se da en el tiempo tanto con el “memorial intermitente” (empezó en noviembre y concluye el próximo marzo) que Rogelio López Cuenca está realizando en Granada sobre la quema de libros, ”bibrramblabookburning”, como con la recientísima publicación por parte de Luis Puelles de “Honoré Daumier. La risa republicana” (Abada), un magnífico ensayo que recupera debidamente la ingente obra de este artista para, entre otras cosas, situar la profunda y muy seria raigambre cívica de sus caricaturas.

Danos la pista de tres artistas a los que seguir este año
Sé de buena tinta que Juan del Junco está preparando un proyecto de enjundia, así como también Simon Zabell, lo cual me alegra mucho, porque siento particular debilidad por la obra de ambos. Otra delicatessen para no perderse será la gran exposición que está preparando para este año Javier Garcerá.

¿Tienes libro de cabecera?
Bueno, mi libro de cabecera es, precisamente, el que tengo en la cabecera de la cama en cada ocasión, y cuando se me acaba viene otro. No soy demasiado propenso a mitificar lecturas, digamos que cada una tiene su función en cada momento. El último libro que he leído, muy recomendable, por cierto, es  “La mentira de Vermeer. El artista, el coleccionista y una joven que posa como la musa Clío”, de Michael Taylor. Ahora estoy muy gustosamente enfrascado en el que he citado anteriormente de Puelles sobre Daumier, aprendiendo con cada página.

¿Cuál es tu próximo proyecto confirmado?
El único totalmente confirmado es el que tengo en marcha en mi estudio cada día, continúo desarrollando el proyecto que estoy presentando en la galería JM de Málaga, tanto a nivel de “visitas” fotográficas como de pintura en el taller.

 BIO*

Carlos Miranda (Málaga, 1971), licenciado y doctor en Bellas Artes por la Universidad de Granada, y profesor en la Facultad de Bellas Artes de Málaga, desarrolla un trabajo artístico particularmente interesado en los diversos modos de generación y suspensión del relato espacial, por lo que su producción se despliega desde las interferencias de los planos plástico y textual a través del proyecto genérico The Estate of Anonymous, operativo ficcional estructurado en función del potencial de narratividad de varios heterónimos y desarrollado en sucesivos capítulos mediante distintos medios y disciplinas. El programa se sirve de la labor metaartística de uno de estos heterónimos, Polaroid Star, para producir una actividad textual de crítica tanto de la obra de otros artistas como de la suya propia, que ha sido objeto de numerosas publicaciones.

Captura de pantalla 2015-01-13 a las 12.07.43

La obra de Miranda está representada, entre otras, en las colecciones de Iniciarte, Fundación Cajasol, Fundación Unicaja, Fundación Pablo Ruiz Picasso, Instituto Andaluz de la Juventud o Diputación de Málaga, además de en numerosas colecciones privadas tanto en España como en Italia. Ha realizado numerosas exposiciones individuales, entre otros en la Galería JM (Málaga, 2014-15), El Butrón (Sevilla, 2013), Centro d’Arte Piana dei Colli (Palermo, 2012), Galería Sandunga (Granada, 2010, 2005, 1998), Diputación de Málaga (2006), Sala de eStar (Sevilla, 2005), Palacio de los Condes de Gabia (Granada, 2003), Teatro Cervantes (Málaga, 2000), Sala Moreno Villa (Málaga, 1999) o Cruce (Madrid 1998). Asimismo, ha participado en ferias nacionales e internacionales como ARCO, Arte Fiera Bologna, Arte Santander, Hotel y Arte Sevilla, Art Salamanca o Arte Lisboa, así como en otras muchas exposiciones temáticas o colectivas en espacios como Matadero, La Casa Encendida, Sala Amadís (Madrid), Espai Cultural Caja Madrid (Barcelona), Museo Vostell Malpartida (Malpartida, Cáceres), Espacio para el Arte Caja Madrid (Zaragoza), Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Convento de Santa Inés, Fundación Valentín de Madariaga, Caja San Fernando, Sala Villasís (Sevilla), Palacio de los Condes de Gabia, Centro Gran Capitán, Centro Cultural La General, Casa Molino Ángel Ganivet (Granada), Sala de Exposiciones Museísticas Cajasur, Diputación de Córdoba, Sala Vimcorsa (Córdoba), Salas Caja San Fernando, Salas Pescadería Vieja (Jerez de la Frontera Jerez de la Frontera), Centro de Arte Museo de Almería (Almería), Cacmálaga, Palacio Episcopal, Museo del Patrimonio, Sala Alameda, Diputación de Málaga, Museo de Bellas Artes o la Sala Moreno Villa (Málaga), entre otras.