Este 2018 me he propuesto acabar por fin mi casa. Y cuando digo acabar, me refiero a que llevamos dos años viviendo aquí y aún quedan cajas repartidas entre garaje, buhardilla, vestidor y despacho. Un desastre.

Cuando nos mudamos pasamos de un apartamento pequeño a una casa gigante con muchas habitaciones que amueblar, y claro, nuestro presupuesto tampoco es que sea infinito. ¿Cómo amueblas una casa de 300m2 con los mismos muebles que tenías en un apartamento de apenas 50m2? La clave está en repartir. Viva lo diáfano -o eso pretendía-.

Con la llegada de #babyMia todo se centró en ella: fue la primera habitación acabada -después del jardín (se nota demasiado cual fue nuestra prioridad nada más mudarnos?)-, y poco a poco hemos ido incorporando piezas especiales. Cuando desarrollo un proyecto tan personal como es mi casa, no me gusta comprar por llenar, me gusta que cada pieza encuentre su sitio, y eso requiere tiempo -y dinero-.

De modo, que este año me propuse acabar en cuanto a decoración se refiere, y colocar todas las piezas en su lugar en este puzzle llamado casa. Y ¿qué mejor que seguir las tendencias de interiorismo para este año? Si estás en una situación parecida, quizás esto te sirva de idea:

Mezclar metales

Eso de o todo dorado o todo cromado, es del pasado, ahora se lleva mezclar el cobre con el latón, los dorados retro con los cromados más sixties, ¡atrévete! El truco está en no excederse: elige un par de piezas metálicas protagonistas y que el resto fluya, tampoco querrás que tu casa parezca una ferretería.

 

Arte XXL

Ojo, si tienes una casa pequeña no es tu mejor opción, pero es cierto que el arte xxl es tendencia. Perfecto para techos altos, paredes inmensas o vacías, y complementadas con una silla y unos libros queda brutal.

 

Sube el nivel a tu cocina

En realidad, puede ser el lugar -después del dormitorio- donde pasamos más horas al día, ya sea cocinando, comiendo o preparando café. Así que no busques una cocina como todas, con muebles lavados, paredes blancas y ‘sillas de cocina’, y diviértete con los complementos, materiales y color. Mi cocina es verde suave con elementos en cobre, y las sillas son de madera de estilo vintage como sacadas de un colegio, ¿por qué no? Y si te vienes muy arriba, prueba con mármoles, sillones en lugar de sillas y espejos. No parecerá una cocina!

 

Baño arty

¿Papel pintado en el baño? ¿Lámparas extravagantes y espejos estilo art-nouveau? Si, si y sí. Que un baño debe ser un lugar de relax y quietud es obvio, pero también puede ser un lugar para inspirarse y divertirse. Olvida eso de los muebles blancos y toallas pasadas, y dale color a tu baño. Será un chute de energía por las mañanas y un lugar mágico para relajarse por las noches.

 

Momento flapper

Los años 20 vuelven en su momento más divertido: los flecos. Desde lámparas hasta pufs, déjate llevar por la creatividad y dale un punto divertido a tu estancia, ¿por qué no?

▲Lorenza Bozzoli▲

Mesas dolmen

Este tipo de mesas hacen que cualquier salón parezca recién salido de CASA Decor. Son funcionales, bonitas y tremendamente escultóricas, hacen de cualquier salón un pequeño palacio. Si buscas una mesa imponente, esta es la mejor opción.

 

Alfombras geométricas

Ojo, que no hablo de las alfombras tipo beréber -que están más vistas que el tebeo-. Hablo de alfombras que son casi obras de arte, y que automáticamente suben 20 puntos a cualquier estancia. Si optas por una alfombra así, evita el exceso: ponlo en una sala donde ella sea la gran protagonista o parecerá un quiero y no puedo.

▲Patricia Urquiola▲

▲Roche Bobois▲

▲Jonathan Jossefson▲

Mezcla de rosa

Empolvados, violáceos, terracotas, nude o su versión más eléctrica: todo vale, pero mezclados. Este 2018 el rosa es el gran protagonista (aunque Pantone diga que es el violeta), yo apuesto por el rosa, bloqueado por ejemplo con verdes y azules.

▲CASADecor 2017▲