El liberty y el hawaiano dos estilos antagónicos pero fundamentados en el mismo ingrediente. Cuando nos referimos a los estampados florales no podemos dejar de subrayar la gran dicotomía que existe entre ellos. Son los dos grandes pedestales sobre los que se han construido verdaderos iconos del estilo masculino, sobre todo en las camisas, pero también en corbatas, pajaritas, pañuelos y otros complementos.

El conocido estampado de flores pequeñas es fruto del empresario Arthur Lasenby Liberty. En 1875 fundó su compañía homónima que popularizó las famosas florecillas en telas y objetos de decoración, importando suntuosas ideas provenientes de Japón. Con la gran influencia de Art Nouveau, el Style Liberty se ha convertido en uno de los referentes mundiales para el estilo del caballero, reinventado este concepto a lo largo de décadas.

Igual de conocidas son las famosas camisas hawaianas, que deben su existencia a Ellery J. Chun. Con tan solo 22 años, en 1931, este joven empresario decidió reinventar la tienda de camisas que tenía su familia en Honolulu. Utilizando estampados que provenían de kimonos de China y Japón, comenzó a fabricar ropa de colores muy llamativos hasta dar con motivos relacionados con las islas de Hawái: palmeras, flores tropicales, piñas, aves exóticas… Fue tal el éxito que, tras la segunda guerra mundial, los soldados americanos que pasaron por el Pacífico compraron esta prenda de forma masiva, por lo que dejó de ser una moda pasajera para convertirse en un boom mundial.

Con el fuerte empujón del movimiento hippie a finales de los 60 se estimuló la moda masculina más desenfadada que había existido nunca. La reivindicación de libertades de la sociedad fue causante de un estilo fluido, con estampados salvajes, el cabello largo y las prendas de corte desenfadado. Y como resultado: ¿quién no conoce las famosísimas camisas de flores de los años 70? Son muchos los diseñadores, tendencias y prendas que han perfilado estilos a través de estos estampados. Louis Vuitton los incorporó en un smoking para su colección otoño/invierno 2013, sin perder su rumbo a la máxima elegancia.

1 Louis Vuitton-1

Gucci, con la imparable y atrevida sastrería de los últimos años, empleó también estos estampados (2014) en blazers de popelín, pantalones de algodón y pañuelos de seda junto a camisetas básicas de color sólido.

2 Gucci-1

Todavía más originales son estos conjuntos de Tom Ford, el pantalón verde bosque con la americana fucsia y la camiseta cuello pico.

3 Tom Ford

No menos interesante: el azul eléctrico con el pantalón de seda lila y crema con tonos pastel.

4 Tom Ford

Tommy Hilfiger es la firma de esta camisa liberty perfectamente contrastada con verdes y marinos que armonizan en un conjunto elegante y fresco.

5 Tommy Hilfiger

Riley & Grey presenta a un caballero elegante y desahogado. Aquí, la blazer y la corbata son piezas básicas, y la camisa debe quedar por fuera para dar un aire informal.

6 Riley & Grey

Zara siempre se atreve con las mezclas más privativas; en esta ocasión es un estampado floral en una cazadora clásica.

7 Zara

Las mochilas también son una buena opción como esta de Givenchy, que presenta un delicioso sinfín de rosas, sin perder su aire alternativo.

8 Givenchy