El pasado Domingo, el Palacio de Blenheim ubicado en el corazón del condado de Oxfordshire, Inglaterra, alojaba a la maison francesa en la presentación de su colección Crucero 2017. Una vez más el equipo creativo de Dior era capaz de llevar el timón tras la marcha de Raf Simons el pasado mes de octubre, y sorprender tirando del legado de Christian Dior.

Horas antes de que diese comienzo el desfile, la famosa Victoria Station de Londres recibía a los invitados al desfiles, quienes viajarían en un tren ornamentado para la ocasión. Dior Express se convertía así en el epicentro de la moda desplegado glamour ante los ojos perplejos de los viajeros de la estación.

Emma Roberts, Kate Mara, Juno Temple, Olga Kurylenko, fueron algunas de las afortunadas pasajeras de Dior Express.