Me propuse hacer algo diferente, un giro en mi carrera como fotógrafo. Llevaba mucho tiempo queriendo hacer una colaboración con alguien cuya conexión defina la obra, alguien que su base artística sea la misma que la mía, pero en un medio distinto. Y entonces surgió hacer esta colaboración artística, un mix de fotógrafos, artistas con diferentes puntos de vista pero las mismas ganas de remover los cimientos del arte. Fue cuando conocí a Ernesto Artillo.

Siempre admiré su trabajo, su forma de descomponer la imagen, y se nos ocurrió que sería una idea fantástica que participase en el número de diciembre de RUDE Magazine. No queríamos una participación cualquiera, queríamos algo especial, con lo que surgió este mix que os cuento: yo le realizaría un retrato, y él se interpretaría a sí mismo, como hace con otros trabajos.

De modo que quedamos en el estudio de Office47, en el centro de Madrid, una tarde de noviembre. Él trajo a su equipo y yo puse la luz. En poco tiempo comenzamos a jugar y todo fue rodado. Los lazos que nos unen son evidentes: ambos andaluces, ambos amantes del arte y ambos fotógrafos por vocación. De esta mezcla sólo podía salir algo bueno.

ernestoartillo.antoniofdez.rudemagAernestoartillo.antoniofdez.rudemagBernestoartillo.antoniofdez.rudemagDernestoartillo.antoniofdez.rudemagD1ernestoartillo.antoniofdez.rudemagFernestoartillo.antoniofdez.rudemagG

¿Conclusión? Creo que cuando dos ingredientes de mezclan bien, el postre sale rico rico. Así que ya podéis desayunar mi colaboración con Ernesto.

Sed felices.

AntonioFdez – The Editor