No fue una despedida a la francesa, más que nada porque estábamos en Milán. Peter Dundas decía adiós rodeado de todo su equipo creativo ante un público expectante, la nostalgia se palpaba en el ambiente.

Una mística propuesta donde solo faltaba una bola de cristal y una varita mágica donde los signos del zodiaco eran la inspiración para el próximo otoño- invierno. Y como no, nuestro mago Dundas lucía una camiseta con el símbolo de Sagitario.

Impregnados de un espíritu sesentero, las modelos vestían vestidos vaporosos, piezas de terciopelo y estampados geométricos. Recurrir a los signos del zodiaco como estampado para Pucci fue una decisión inteligente y original, de eso no nos cabe ninguna duda. La paleta de colores oscilaba entre el borgoña y el azul marino aunque el blanco también tomó protagonismo en las gasas.

Sacando mi bola de cristal, después de que la rumorología susurre a gritos, vaticino que Dundas se unirá en breves con Roberto Cavalli, donde anteriormente ya fue jefe de diseño.

Ahora solo cabe resolver una duda, ¿Quién ocupará la silla de Dundas? Massimo Giorgetti tiene todas las papeletas pero todavía se admiten apuestas.