La esperada colección primavera-verano 2017  de María Ke Fisherman no defraudó. Con automóviles de desguace en la pasarela, y actuación estelar de Yung Beef -cantante de trap, vocalista del grupo Pxxr Gvng e imagen de marcas como Calvin Klein-, la propuesta de Fisherman dejaba claro que la estética más radical es tendencia. Con una paleta oscura, destacando el rojo vibrante, el amarillo y los verdes, la línea más cool de la firma jugaba con texturas de ganchillo, lettering en grande y serigrafías con motivos religioso-provocativos.