Tras meses de especulación sobre el futuro de Hedi Slimane en Saint Laurent, hoy conocemos la decisión final del grupo de lujo Kering. François-Henri Pinault, presidente del conglomerado francés, confirma la salida de Slimane aludiendo a su labor como “una misión que ha conducido hacia un reposicionamiento completo de la marca”. Además añade estar muy agradecido al diseñador francés y al equipo de Yves Saint Laurent “por haber marcado el camino que la firma ha abrazado y que garantiza la longevidad de una casa legendaria”.

Hedi Slimane tomaba el control de la línea creativa e imagen de Saint Laurent en el año 2012. Cuatro años después, el creador ha hecho mucho más que dejar su legado en la maison: ha duplicado los ingresos de la marca, ha modernizado su imagen, ha conseguido conectarla a un público más joven y ha posicionado la firma entre las favoritas de las celebrities. En definitiva, Saint Laurent ha crecido en los últimos cuatro años con Slimane al frente. Pero todo comenzó mucho antes. En 1997, el diseñador parisino estuvo al mando de la división masculina de prêt a porter de la firma hasta que en 2001 fue reclamado por la casa Dior como director creativo de su línea masculina. Tras intentos fallidos por llevar a cabo su propia marca, Slimane abandonó la moda hasta su retorno con la casa que lo vio nacer.

vogue_news_39944051_620x930

Hedi Slimane conectó con el espíritu de Yves Saint Laurent, hizo la firma suya (demasiado suya para algunos). Su espíritu rebelde, ligado a la música y fotografía ha nutrido cada una de las colecciones. La última, presentada en el nuevo atelier de alta costura de la marca, en el barrio de Saint-Germain, cierra una etapa fructífera, quizás la más cercana al fundador. La colección estaba repleta de guiños a los diseños del mítico creador. Toda una vuelta a los orígenes, pues Slimane hizo desfilar a sus modelos en silencio mientras una voz locutora anunciaba el número de cada diseño.

Captura de pantalla 2016-04-01 a la(s) 12.24.55

Pocos pueden presumir de haber alcanzado el estatus o popularidad que el francés de 47 años ha cosechado en tan poco tiempo al frente de Saint Laurent. A su marcha se une la especulación sobre su sucesor. Los más cercanos a la maison apuntan a Anthony Vaccarello como el elegido.

Captura de pantalla 2016-04-01 a la(s) 12.25.59