Hoy hemos amanecido con una triste noticia, la musa de Givenchy ya no está entre nosotros. La camaleónica top model Bettina Graziani ha fallecido esta madrugada a sus 90 años en su casa de París. Siendo muy conocida durante la década de los 50, se consagró como un auténtico referente en moda, lo que hoy en día llamaríamos una IT GIRL.

El diseñador francés Jacques Faith fue su descubridor, siendo su modelo en el atelier del diseñador, pero no llego a ser realmente un icono hasta que Hubert de Givenchy cayó rendido a sus pies y consiguió que posara en su primer gran runway. Givenchy triunfó con su primera colección y se lo agradeció a Bettina bautizando uno de sus diseños, la blusa “Bettina”, que se popularizó en los años 50. Pronto se convirtió en una de las modelos preferidas por los mejores diseñadores de la época ejerciendo de musa de Valentino o Dior y protagonizando varias portadas.

A mediados del siglo XX colgó los tacones pero nunca se llegó a desvincular del mundo de la moda. En 1969, Bettina volvió a subirse a la pasarela de la mano de Coco Chanel, que ideó un desfile especial para ella. Y como colofón final a su larga carrera, hace unos meses se inauguraba una exposición fotográfica dedicada a ella donde hizo su última aparición pública.

Ya solo me queda gritar desconsolado ¡¡Larga vida a la reina!!