La firma francesa Louis Vuitton une fuerzas con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia UNICEF en la lucha por ayudar a niños en situaciones desfavorecidas en todo el mundo, ya sea por conflicto, epidemia o desastres naturales. Con este fin, la maison ha diseñado un colgante y una pulsera la cual se venderá por 500 euros (200 euros irán destinados a Unicef). La organización, líder en ayuda humanitaria, pretende así incrementar recursos y hacer llegar ayuda a zonas en conflicto, que no disponen de los servicios básicos de agua potable y cuya población es más vulnerable a padecer enfermedades o incluso violencia.

La campaña que une a una de las mayores firmas de lujo y Unicef nos invita a prestar más atención a los problemas sociales que invaden nuestro mundo. La línea solidaria de joyas ha sido bautizada con el nombre Silver Lockit y está inspirada en un diseño de Georges Vuitton de 1890, con la forma de un candado.

El lanzamiento de la colección de joyas tuvo lugar en la gala bianual de Unicef el pasado martes en Los Ángeles. La etiqueta #MakeAPromise reunió a celebrities como Nicole Kidman, Léa Seydous, Selena Gomez o Miranda Kerr.

283582041_extras_albumes_0_inc 607269292_extras_albumes_0_inc 1675608192_extras_albumes_0_inc