MARC JACOBS + NY= ÉXITO

Todos estábamos expectantes en la última jornada de la semana de la moda de NY, era el turno de Marc Jacobs después haber presenciado un increíble runway de Calvin Klein.

¿Cuál puede ser la inspiración de un diseñador de la talla de Marc Jacobs? Nos preguntábamos antes del comienzo del desfile. La respuesta es simple: La Editora de Vogue Diana Vreeland es su nueva musa.

Se respira una estética de épocas pasadas, mucho print animal, muchas texturas y mucho encaje donde la paleta de color se altera en algunas ocasiones con rosas chicle u ocres.

Marc Jacobs desplegó sobre la pasarela neoyorquina todo su talento, mostrando así que no necesita una marca como Louis Viutton que le respalde. En los estilismos para el día reinó la falda plisada aunque también en los vestidos de noche pudimos observar esta misma tendencia.

Marc con este desfile, con sus transparencias y formas, ha querido mostrar la silueta femenina en todo su esplendor, remarcando las espaldas al aire con unos moños anudados para mostrar la belleza de la curva.

Llevo todo el fin de semana reflexionando… ¿Con que nos sorprenderá el diseñador Neoyorkino en la próxima cita? ¿Pensará en Anna Wintour o simplemente creará un nuevo concepto? Ya no tengo uñas.