Una vez que supimos que lo que esperábamos era una niña, nos decidimos y empezamos a llenarle el armario con ropa para sus primeros meses de vida. (Aunque siendo sinceros, tiempo atrás ya habíamos caído comprando ciertas cosillas un poco más unisex, para no arriesgar…). Al principio sacamos de los trasteros de las futuras abuelas aquellas maletas llenas de ropa de bebé que guardaban desde que nosotros dejamos de ser tan pequeños. El único problema es que ni Antonio ni yo somos muy de moñas, lazos o niños merengue (que es lo -único- que se llevaba en aquellos años). Así que de ahí nos quedamos con una selección de ropa bastante discreta pero mucha de ella hecha a mano por nuestras abuelas. No podíamos resistirnos a la carga sentimental de algunas de las prendas. A nosotros nos gustan más los niños vestidos con ropa actual, sencilla pero molona. Tampoco nos gustan los niños que no van vestidos acorde con su edad, que parecen pequeños enanitos. Mejor un término medio.

Luego nos tocó ir a conocer lo que había en las tiendas. Intentamos que no se nos fuera mucho la olla pero ha sido inevitable… ¿Por qué, Amancio? ¿Por qué nos haces esto? ¿Y tú Hennes & Mauritz? Es la maldición de unos padres un pelín fashionistas como nosotros que ahora claro, al entrar en las tiendas hemos dejado de ir como si de apagar un fuego se tratase hacia la zona de “Nueva Temporada” y hemos pasado a que nuestros ojos se vayan directamente a la sección de niños de cualquier tienda en la que entramos… ¡Es que nos tienen atrapados! El que ahora tiendas como Zara, H&M, Mango o Primark vendan ropa para niños desde cero meses no ayuda nada… A esto hay que sumarle que otras firmas reconocidas como Salvatore Ferragamo con Ferragamo Mini, Burberry, Tommy Hilfiger, Dior, Chanel, Ralph Lauren, Hunter, UGG, también están adentrándose en la moda mini. Está claro que llegaría el día en que los fashionistas serían papás y las marcas han tenido que adaptarse a estos nuevos tiempos.

ugg11 ugg-para-ninos ugg-para-ninos-kids-classic tommy-hilfiger-kids-outlet-portada 3-2-mininuovoferragamo dior-kids-3 baby-dior-boys-fall-winter-2014-b dior

Comprar muchísima ropa ahora mismo es un poco absurdo porque no sabemos qué tamaño tendrá. Hay compras necesarias como los bodies para los primeros días que, siempre y cuando no sea prematura, le quedarán bien. Luego empiezas a echar las cuentas y piensas, pues si nace en febrero, para verano ya tendrá la talla 5-6 meses. Pero ¿y si se queda un poco más pequeña? ¿Si es muy larga o se pone más gordita y crece mucho? Es imposible saberlo. Así que hemos parado (al menos hasta el momento que publiqué este post) porque nos hemos visto con muchísima ropa para los primeros meses que es lo que tienes seguro pero ¡para después no tienes tanto!

Además de ropa, nos hemos hecho con baberos, muselinas, mantas, patucos, zapatos, muchos zapatos, y más zapatos… mi marido tiene un problema con los zapatos. Los compra compulsivamente. Ya es algo que le tengo terminantemente prohibido porque no puede ser que la niña que aún no ha nacido tenga ya casi más pares de zapatos que su madre… ¡Pero si no va a andar hasta casi el año! Es intolerable… ¡Que me los compre a mi! 😉

Ya va quedando menos para tener a Mia con nosotros y poder vestirla con todo lo que hemos comprado, que así contando por encima, si le ponemos cada día un par de modelos, ¡a lo mejor los estrena todos! jajajaja. Estoy exagerando un poco pero vamos, que no se puede decir que mi niña no tenga ropa.. estamos seguros que desnudita no se va a quedar. Ya solo queda esperar que cuando empiece a tener uso de razón y sus propios gustos, nos diga qué ropa quiere más acorde con su propio estilo.