Ayer tuvo lugar en la Place des Vosges de París la presentación de la nueva colección Otoño-Invierno 18 “The Hunting” de Palomo Spain, que ha inaugurado el calendario oficial de Paris Fashion Week Men’s.

 
En su sexta colección, Palomo Spain revisita la estética de la caza y crea una propuesta donde la paleta de color y texturas de un inspirador paisaje inglés se combinan con la calidez y la luz del sur que históricamente influyen en las creaciones del diseñador. 
 
Esta sinergia entre el mundo de la montería y la costura moderna da como resultado siluetas con volúmenes amplios y piezas como faldones abullonados, capas, abrigos y corsetería que se combinan con prendas más prácticas como pantalones cargo.  El tweed, los tartanes y lanerías en contraste con tafetanes tornasolados, brocados y terciopelo toman protagonismo en The Hunting y consolidan la ya habitual riqueza de tejidos de las colecciones del diseñador maleno.
 
Acompañando el potente imaginario de la colección, Palomo presenta una serie de accesorios liderada por la colaboración con el milliner sevillano Tolentino, con quien ha creado una colorida colección de sombrerería tradicional que combina chisteras, gorras de fieltro y el irónico sombrero napoleónico. Además, Palomo Spain vuelve a colaborar en su calzado con los parisinos Arpent Studio, y cierra sus looks con una colección de bolsos que refuerzan la inspiración cinegética de la propuesta.
Al multitudinario desfile han acudido personajes de relevancia internacional como Casey Spooner, fundador del grupo Fischerspooner, la performer estadounidense Violet Chachky, Catherine Baba o la cantante y modelo musa de Dalí, Amanda Lear entre muchos otros, que presenciaron en primicia el estreno oficial de Palomo Spain sobre la pasarela parisina.

 

THE HUNTING | PALOMO SPAIN AW18

La colección Otoño-Invierno 2018 de Palomo “The Hunting” surge de una de las actividades más recurrentes en la historia del ser humano: la caza.

Si bien la firma española de moda masculina no hace apología de ésta, sí encuentra una profunda inspiración en la estética que lo rodea, especialmente en la Andalucía natal de Alejandro Gómez Palomo, el director creativo de la marca.

En la cabeza de Alejandro, así como en ésta, su última colección, las paletas de colores y las texturas de un paisaje inglés muy pintoresco se combinan con la luz y el calor del sur que influyen en las creaciones del diseñador maleno.

En esta misma línea, en la que Alejandro ha sabido combinar el mundo de la montería con la costura moderna, Palomo propone esta temporada una serie de tejidos y figuras que contrastan enormemente con las propuestas que la marca presentó la temporada pasada.

Las siluetas han crecido en volumen y peso. Inspirado por los retratos de Velázquez en la corte de Felipe IV, el modelo adquiere esta temporada una importancia mucho más sobria, casi magnánima. Faldones abullonados, corsetería, capas y amplios abrigos que el diseñador ha querido combinar con una serie de piezas más prácticas, que se acercan a lo que conocemos como ropa de caza.

El pantalón cargo aparece reinterpretado en un irónico ejercicio de acercar esta prenda a un utilitarismo bucólico. Tampoco faltarán fajones, calzones deconstruidos, pantalones acampanados y drapeados. Palomo utiliza tejidos tradicionalmente atribuidos al vestuario masculino inglés: tweed, tartanes y lanerías que contrastan con tafetanes iridiscentes, terciopelos y brocados de todo tipo.

Para acompañar sus prendas con un imaginario de accesorios que corresponda a la estética de la colección, Palomo ha decidido colaborar con el milliner sevillano Tolentino, con el cual no sólo comparte ciudad natal, sino también el mismo gusto por todo tipo de volúmenes estimulantes. En una demostración de su savoir faire, Tolentino y Palomo presentan una colorida colección de sombrerería tradicional, en la que podremos encontrar vistosas chisteras, icónicas gorras de fieltro, y el elemento imperialista que tanto fascina a Alejandro: el sombrero napoleónico. Toda una fantasía acrobática.

Para sus bolsos el diseñador utiliza tejidos íntimamente relacionados al mundo de la caza. Cueros, pieles de gacela, astas de venado, muchos flecos y charms que recuerdan a los enganches que los cazadores usarían para cargar las presas de mayor tamaño. El calzado es el resultado de su segunda colaboración con Arpent Studio: un conjunto muy diverso y completo de formas, dimensiones y texturas que acompañan la propuesta de la firma para la próxima temporada.