¿Cómo puede alguien de la categoría de Agyness Deyn descender a los infiernos? ¿Por qué el mundo de la moda a veces es tan cruel? ¿Qué le hizo convertirse en una olvidada? ¿Fueron las malas compañías?

Agyness Deyn, modelo de 31 años nacida en Lancashire (Reino Unido), fue descubierta en un restaurante de comida rápida por un famoso fotógrafo. Fue imagen para Jean Paul Gaultier y otras grandes firmas de renombre, poniendo su nombre junto al de las nuevas supermodelos del siglo XXI. Agyness era la It Girl del momento en 2007 , se le podía ver en cualquier marquesina de las grandes ciudades, su cara en sí representaba un nuevo mundo, un progreso, una belleza del futuro. En 2007 fue premiada como mejor modelo en los British Fashion Awards, con lo que adquirió un renombre en el mundo de la moda, donde se la comparaba con su compatriota Kate Moss.

A partir de ese momento fue una gran olvidada, pero sin embargo en 2011 recuperó su estatus, el año de la resurrección de  la diva de lo indie, lo hipster y lo más rockerchic del panorama internacional encabezando las campañas de Giorgio Armani y Burberry. Pero se quedó en un simple anhelo de grandeza. Según dicen las malas lenguas, el credo que profesa su marido, un reconocido cienciólogo, pudo ser la causa de su exilio voluntario. En dos años de retiro oficioso, quienes un día se enamoraron de su aura cool casi la han olvidado. Sus escasas apariciones públicas y la colaboración que mantiene con la firma Dr. Martens pasan prácticamente inadvertidas frente a las Delevingne y Kardashian. Nadie es imprescindible en la industria, y para muchos Agyness Deyn es cosa del pasado.

Tras haber cerrado de un carpetazo su faceta como modelo, cambió las pasarelas por otro tipo de focos, ahora es actriz y el pasado mes de diciembre estrenó su primera película como protagonista, Electricity, una cinta indie dirigida por Bryn Higgins.

Agyness, querida Agyness, te deseamos la mayor suerte del mundo y esperamos verte muy pronto en esa pasarela donde desfilan las grandes estrellas, esa alfombra teñida de rojo.