El diseñador belga deja la maison francesa tras tres años y medio como director creativo. Simons dejaba claro en una nota de prensa emitida por la firma, que el motivo se debe principalmente a su interés por centrarse en su propia marca y en otras pasiones que inspiran su vida.

item0.rendition.slideshowWideHorizontal.raf-simons-ss01
Raf Simons llegaba a Dior después de la abrupta salida del gibraltareño John Galiano. Su trabajo ha sido significativo en cuanto a que ha sabido embriagarse del espíritu Dior y acércalo al mundo de lo moderno, con una refrescante vuelta al pasado pero mirando al futuro de la firma. Raf Simons ya forma parte del legado de la casa francesa.

Simons presentaba su primera colección para Dior en julio de 2011. Lo hacía en la máxima expresión de la moda, la Alta Costura, para Otoño Invierno 2012-2013. Haciendo alusión a la pasión que sentía Christian Dior por los jardines, vistió con un millón de flores de una veintena de variedades un hotel particulier en la Avenue d’ léna. El diseñador mostró 54 conjuntos que homenajeaban la carrera de Christian Dior, de 1947 a 1957.

Raf-Simons-Christian-Dior-pant-peplum
Quizás lo más significativo fue volver a ver esas mujeres con cinturas de avispa, cortes a la cadera, que ya Dior había retratado en 1947, bajo el nombre New Look. Un hito importante en la Historia de la moda y que supuso una vuelta a la feminidad perdida tras la II Guerra Mundial.

El diseñador era el sexto director creativo de una de las firmas más emblemáticas de la moda. Heredero de otros directores de la talla de Yves Saint Lauren, Gianfranco Ferré o el excéntrico John Galiano.

6876451
El creador habla en la nota de prensa de lo privilegiado que ha sido al formar parte de los libros de Historia de la casa Dior. Menciona también a Bernard Arnault, propietario del grupo de lujo Moët Hennessy Louis Vuitton, conglomerado empresarial al que pertenece la casa de moda.

El diseñador belga no presentará colección antes de su marcha, por lo que la que vimos el pasado dos de octubre será el final de la era Simons.