La fiebre de las deportivas vintage sigue al acecho. Yo tampoco he podido resistirme, para un look casual es lo mejor. Los pies son extremadamente importantes para cualquiera de nuestras actividades cotidianas: al estar parados concentramos todo nuestro peso en ellos, al caminar 1,2 veces, al correr 2.5 veces y al saltar hasta 6 veces. ¿Quién rechazaría el uso habitual de un calzado que cuida de nuestros extremadamente trascendentales e importantes pies?

Aunque últimamente están utilizándose hasta con estilos especialmente arreglados, incluso con traje (mal asunto, opino yo), las zapatillas deportivas se han convertido en todo un referente en moda. Encajan en multitud de tendencias: desde el preppy despreocupado y el estilo surfero hasta el indie metódico o las subculturas urbanas más hípsters, jeje.

En este post os muestro mis running favoritas, las vintage. Y por eso os dejo una selección de algunos modelos con reglas de estilo y comodidad. Aunque mi sabia novia (y mi mentora en estos menesteres) me ha dicho muchas veces que moda no suele ser sinónimo de comodidad, este caso puede ser la excepción que confirma la regla.

1.      Elegir calzado siempre con la suela amortiguada, ideal para disminuir el impacto que repercute sobre nosotros en cualquier movimiento. El calzado debe estar provisto de una cámara de aire entre el pie y el recubrimiento externo de la suela, normalmente entre la parte inmediatamente debajo del talón. Si lo queréis a lo bestia puede ser tipo Nike Air Max. Pero yo, que toco la batería, lo prefiero más bajito. Y es mucho más cómodo. Os recomiendo encarecidamente las Nike Air Vortex.

Foto 1. Nike Air Vortex

2.      El ante es el mejor aliado de las zapatillas chulas, es lo más estético del mundo. Para los defensores de los animales también tenéis el ante sintético, muy bien imitado. Este es el caso de New Balance. Hay un modelo especialmente interesante: NB 574. Este es el calzado running más vendido del mundo, a nivel masivo, y en todas las tiendas siempre me dicen que cuando llega dura dos días. Aunque tenéis mil diseños y muchos colorines, mis favoritas son en negro con el logo blanco.

Foto 2. NB 574

3.      Si queréis algo económico no dejéis de haceros con los nuevos modelos Jogging Retro de Pull & Bear. Ahora las tenéis por 30€ y son muy cómodas. Recordad que el largo del calzado debe ser aproximadamente de 1 ó 1,5 cm mayor que el pie, con una distancia media de ese tipo entre las puntas del dedo gordo y el segundo dedo a la punta del zapato.

Foto 3. Pull&Bear

4.      Si os gusta lo verdaderamente vintage no podéis olvidaros de las Adidas SL 72, que reciben este nombre por su fecha de lanzamiento. Con su característica caña baja y sus bandas de colores, son muy adecuadas para adoptar un estilo urbano.

Foto 4. Adidas SL72

5.      Y si hay que destacar un modelo por encima de todos lo tengo claro: Nike Internationalist. Además de tener una suela flexible, que permite los movimientos libres del pie, es un calzado que se adapta perfectamente al talón y al dorso de nuestra planta. Otra ventaja, es que es muy transpirable, pero de forma equilibrada, sin ser un calzado para invierno o verano, vale para todo el año. Los modelos de color sólido básico con el logo en contraste son los más interesantes, como este en gris.

Foto 5. Nike internationalist

En el próximo post os enseñaré a combinar estas deportivas con diferentes estilos. La misma deportiva puede servirnos para looks antagónicos ¡Ya veréis qué curioso!