La tendencia deportiva se apodera de las pasarelas masculinas.

Todo empezó a principio de 2014. Durante los desfiles de Alta Costura de París, cuando Karl Lagerfeld se atrevió con algo nunca visto: zapatillas deportivas para la colección Chanel Haute Couture Primavera Verano 2014. Suzy Menkes, desde las columnas del New York Times escribía: “SNEAKERS (sì, mayúsculas) at Chanel!” Puede que todo esto se hubiese quedado en un episodio aislado si Raf Simons no hubiese hecho lo mismo en su desfile de Alta Costura para Christian Dior. Por primera vez, las modelos habían pasado de unos altísimos, y a veces incómodos, stilettoes al zapato símbolo del deporte. La revolución de la “moda cómoda” estaba empezando a dar sus primeros pasos. De ahí al concepto de Sporty Chic solo faltaban dos temporadas. Las colecciones de otoño 2014 fueron marcadas por la llegada de Demna Gvasalia y Vetements, y justo un año después llegaron a las pasarelas masculinas de Paris los looks skate-inspired, de Gosha Rubchinskiy.

Con la llegada de estas dos marcas, el Sportswear conquista las pasarelas: Vetements realiza sudaderas con logos góticos que se venden por 1,000 dólares, propone una T-shirt con el logo de la revista de skate “Trasher” que se convierte en el objeto más deseado por las it-girls y las editoras de moda y sobretodo, realiza un desfile en colaboración con algunas de las marcas deportivas más importantes como Champion, Eastpack, Carhartt y Reebok. Al final de toda esta secuencia, en 2015, Gosha Rubchinskiy va más allá con su colección masculina resucitando el track pants, ni más ni menos que “el chándal”.

A partir de este momento muchas son las marcas que se apuntan a la tendencia deportiva: desde Kenzo hasta Prada, Louis Vuitton, Givenchy, Céline, Alexander Wang, Max Mara y hasta Victoria Beckham. Las colecciones se llenan de neopreno, tejidos técnicos, reinterpretaciones del mesh, body, cremalleras y maxi bolsillos y el omnipresente track pants coordinado con tacones o incluso directamente con zapatillas deportivas.

Hace un par de semanas, la tendencia Sportswear ha vuelto a ser una de las grandes protagonistas de la pasarelas masculinas. Es más, el concepto de la moda con contaminaciones sporty se ha llevado a un nivel más alto de la mano de los diseñadores de las pasarelas masculinas, porque algunas de las marcas más importantes del mundo del deporte han hecho su aparición en la pasarela. Adidas, Supreme, Carhartt, North Sails y Puma han colaborado con algunos de los diseñadores más vanguardistas, para crear unos accesorios icónicos para el año 2017.

La colección de Kim Jones para Louis Vuitton ha visto la colaboración con la marca Supreme, que ha realizado para la casa francesa unos accesorios en piel, como bolsos y maxi riñoneras, llaveros, porta documentos e incluso una camiseta inspirada en los uniformes de béisbol.

Louis Vuitton Supreme look 1 Louis Vuitton Supreme look 10

El japonés Junya Watanabe ha colaborado con diferentes marcas: sus modelos han desfilado junto a unos altavoces gigantes y al ritmo de música hip hop con abrigos y mochilas ralizadas por The North Face, chaquetas y gorros de Carhartt y vaqueros de Levi’s en una oda al estilo de los ’90.

Junya Watanabe Charartt look 15 Junya Watanabe North Face look 4

En Kaliningrad, Gosha Rubchinskiy ha diseñado su nueva colección en colaboración con Adidas Football. Un retrato de la Rusia moderna que es un juego de contrastes entre tailoring y sportswear, dominado por las letras del alfabeto cirílico del nombre del diseñador y los logos de Adidas. Chaquetas elegantes y abrigos deportivos, pantalones con cortes sastre y sudaderas, bufandas y uniformes. Guste o no, las mezclas de Rubchinskiy siempre son atrevidas.

Gosha Rubchinskiy Adidas Football Look 4 Gosha Rubchinskiy Adidas Football look 19

El contraste figura como protagonista también en el desfile de Massimo Giorgetti, su marca MSGM colaboró con la marca italiana Diadora, icono de los ’80, para una colección que une de manera irónica referencias al deporte y a la aristocracia. Las sudaderas con los logos de las dos marcas ya se han convertido en prendas it y la colaboración entre el diseñador y Diadora no terminará con esta temporada.

MSGM Diadora look 19 MSGM Diadora look 22

Más simple ha sido la colaboración entre la marca americana Rochambeau y Puma. En una revocación de la moda masculina post-punk, prendas de rejilla, rayas y pantalones deportivos se mezclaban con los zapatos que Puma ha creado para esta nueva colección.

Rochambeau AW 17-18 Puma 2 Rochambeau FW 17-18 Puma

El hombre también puede alegrarse de las nuevas tendencias: este año él también podrá vestir cool y cómodo.