Verano, época para relajarse, inspirarse y disfrutar. Con esta súper filosófica frase –modo ironía ON-, os traigo un look inspirado en esos festivales de verano de los que todo el mundo habla, ya sea Tomorrowland, Low Festival, o las fiestas de tu pueblo.

Está claro que el estilo coachella ha pegado quizás demasiado fuerte; el boho-chic es súper tendencia, pero hay que saber llevarlo para no pasarte de cuadro. ¿Cómo lo llevas a tu estilo personal para que no parezca un disfraz? Fácil, busca prendas básicas, y sólo UN elemento llamativo. El resto lo harán los complementos -sin pasarse-. En mi caso, para adaptar el estilo festivalero a mi rollo, cogí un pantalón vaquero corto (nota importante: el largo del pantalón debe ser justo por la rodilla, ni más corto ni más largo, y NUNCA será estrecho), de color azul con efecto desgastado, de Springfield, que junto con una camiseta de tirantes básica de H&M plantea la base de este look. Como elemento llamativo, esta sobrecamisa de corte kimono con efecto tie-dye en azul jeans de H&M, una prenda ligera y muy versátil que da un toque muy cool a cualquier look básico. Para cerrar el look, este sombrero en tejido natural de ZARA, un collar de semillas de un mercadillo de Cuba y, a los pies, unas sandalias de cuero en tonos camel de un mercado callejero de Cádiz. Sencillo y económico, pero efectivo.

Y tú, ¿qué te pondrías para ir a un festival este verano?

ANTONIOFDEZ.BLOG.SUMMERFESTIVAL5 ANTONIOFDEZ.BLOG.SUMMERFESTIVAL3 ANTONIOFDEZ.BLOG.SUMMERFESTIVAL4

ANTONIOFDEZ.BLOG.SUMMERFESTIVAL6

Photos ©JesvsFdez