Uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad de Madrid da nombre a este restaurante recién inaugurado. Puerta de Alcalá es sinónimo de gastronomía española de alta calidad basada en productos con Denominación de Origen, presentes en desayunos, tapas, comidas, meriendas y cenas en un ambiente de diseño.

El restaurante es un homenaje a Madrid como ciudad gastronómica: en su sala principal, decorada con ilustraciones del Retiro y del monumento del que toma su nombre, reina un madroño bajo el que se vive una verdadera experiencia culinaria que ofrece no sólo lo mejor de la despensa madrileña, sino también de todo el territorio nacional.

La misma filosofía de partir de la tradición para romper con la norma rige la decoración del establecimiento, con la comodidad como principal objetivo. Firmada por Olga López de Vera, buscaba la frescura y el aprovechamiento de un espacio alto y diáfano, haciendo que el blanco y negro sean protagonistas en originales ilustraciones del entorno urbano y dejando los detalles de color en el tapizado de sillas y sofás y en la espectacular cúpula que corona el local. El leopardo, el poderoso símbolo de la casa, está presente en la chimenea con espejo al fondo del salón principal, habilitado para 50 personas, y en varios rincones de la sala, incluso acompañando al comensal en su bajada hacia el reservado. Este es un rincón perfecto para reuniones de empresa o celebraciones familiares: equipado con una pantalla de vídeo y decorado en tonos verdes, puede acoger hasta 25 personas en formato cóctel.

Puerta de Alcalá Madrid restaurante.rudemagazine Puerta de Alcalá Madrid restaurante.rudemagazine2

El amor por los detalles en Puerta de Alcalá comienza por su espectacular barra, donde se ofrecen continuamente pequeñas muestras de la excelencia que se disfruta en las mesas, y culmina en su terraza (para 30-40 comensales), perfecta para los aperitivos con buen tiempo o los brindis de madrugada. Nunca falta una tapa con cada bebida, en consonancia con la estación: camarón gallego o boquerones en verano; tapas de guiso de cuchara en invierno. Por la noche, nuestros cocktailmen realizan maridajes creativos en presentaciones muy elaboradas, con elementos como bombones, helados, gominolas naturales, etc., buscando la diferenciación.

La bodega abunda en buenas referencias de todas las denominaciones. En el capítulo de vinos y champanes, se anima a consumir “sin miedo”, facilitando la opción de pedir por copas y cobrando un descorche muy ajustado en ambos casos.

El reto de Puerta de Alcalá es ofrecer la mejor calidad en alimentos y servicio y proporcionar una experiencia única, desde primera hora de la mañana hasta la madrugada, en cualquier ocasión.

Puerta de Alcalá.
C/ Serrano, 1. Tfno. 910 490 012.
Horario: de 08:00 am a 02:00 am. No cierra.
Precio medio de la carta: 50 €. Menú ejecutivo: 38 € (incluye IVA, bebida, café y postre).