Dicen que mezclar cuadros y rayas no se debe, pero a mí ir contracorriente es una cosa que me gusta, oye. En este look más informal llevo un pantalón de punto de lana de ZARA con estampado de cuadros en tonos grises, combinado con una sudadera tipo canguro con capucha en color blanco y debajo llevo una camisa de rayas tipo oxford. La mezcla queda sencilla pero muy efectiva. A los pies, mis eternas Converse.

Aquí os dejo una selección de pantalones de cuadros de esta temporada, con link directo de compra: