El diseñador Alber Elbaz abandona el consejo de administración de Lanvin desvinculándose aún más de la firma en la que fue director creativo durante 14 años.

Alber Elbaz dejaba la dirección de Lavin el pasado Octubre debido a discrepancias con la gestión de la firma controlada desde 2001 por Shaw-Lan Wang, quien compró la compañía a la marca L’Oréal. A pesar de la abrupta salida del diseñador iraní, la publicación WWD afirma que no afectará a la participación minoritaria de Elbaz en el capital de la compañía. Según la misma, la decisión, que fue tomada por el órgano de administración, es un procedimiento rutinario.

Lavin, que en 2014 cumplia 125 años de historia, despertó el interés del creador iraní en 2001 quien pasaría a ser la solución perfecta para el relanzamiento de la casa. Su primera gran aportación a la moda fue devolverle el uso y protagonismo al vestido, para Elbaz el perfecto aliado de la mujer.

El futuro se dibuja aún con incertidumbre. La maison está ahora centrada en el debut de Bouchra Jarra, el cual será el próximo octubre en la Semana de la Moda de París.