Asociarse con un gran diseñador o a una celeb es siempre un seguro de éxito de la colección, sino que se lo digan al grupo sueco H&M y su última colaboración con Balmail. Topshop encuentra otra forma de hacer colaboraciones estelares. Para el gigante británico una celeb es sinónimo de rentabilidad. Con Kate Moss creó una colección que dio la vuelta al mundo y se volvió viral. Tras ella, Cara Delevingne, una de las cien británicas más influyentes, y las hermanas Jenner. La segunda parte de la colección de las pequeñas del clan Kardashian promete ser la sensación para estas fiesta.

Ahora es el turno de la Reina B. La cantante y el dueño de la cadena Topshop, Philip Green, anunciaban la creación de una nueva empresa conjunta bajo el nombre de ‘Parkwood TopShop Athletic Ltd’. La empresa fue creada para lanzar una nueva marca de ropa en clave deportiva e inspirada en la danza, el fitness y otras disciplinas deportivas similares. Para Philip Green la fusión con Beyoncé va a desembocar en una colección innovadora, inspirada en el estilo de la cantante.  Además expresa, “Beyoncé es una de las personas más trabajadores y talentosas del mundo. Pasa muchas horas de su vida bailando, ensayando y formándose, por lo que es una oportunidad única para desarrollar esta categoría”

Beyoncé, por su parte, asegura que esta sociedad servirá para que Parkwood siga creciendo y añade, “Siempre me ha gustado Topshop por su forma de entender la moda y su visión de futuro. Trabajar con su equipo para crear y producir es realmente emocionante y quiero participar en todos los aspectos de esta asociación”.

La expectación es absoluta, pues todo lo que toca Beyoncé se hace viral. Habrá que esperar hasta la próxima primavera para hacerse con los diseños de la cantante.

tagged in beyonce, Topshop