Que me gusta la arquitectura ya lo sabéis todos, y que Venecia es una de mis ciudades favoritas no es un secreto. ¿Y si sumamos ambas cosas? Pues el resultado es este fastuoso proyecto de interiorismo realizado por Andrea Marcante y Adelaide Testa en un edificio del siglo XIX en un pequeño canal en el sestieri de San Marco.

La conversación entre interior y exterior dibuja una línea de tiempo personal, donde el color y las formas geométricas se asoman al clasicismo más brocado de la fachada exterior y de los edificios colindantes, imagen costumbrista de la ciudad.

Un proyecto maravilloso que demuestra que la contemporaneidad y el estilo más histórico purden ir de la mano en el diseño de interiores.

IMG_1485IMG_1469IMG_1474IMG_1475IMG_1476IMG_1477IMG_1478IMG_1479IMG_1480IMG_1481IMG_1482IMG_1483Que me gusta la arquitectura ya lo sabéis todos, y que Venecia es una de mis ciudades favoritas no es un secreto. ¿Y si sumamos ambas cosas? Pues el resultado es este fastuoso proyecto de interiorismo realizado por Andrea Marcante y Adelaide Testa en un edificio del siglo XIX en un pequeño canal en el sestieri de San Marco.

La conversación entre interior y exterior dibuja una línea de tiempo personal, donde el color y las formas geométricas se asoman al clasicismo más brocado de la fachada exterior y de los edificios colindantes, imagen costumbrista de la ciudad.

Un proyecto maravilloso que demuestra que la contemporaneidad y el estilo más histórico purden ir de la mano en el diseño de interiores.

IMG_1470IMG_1471IMG_1472IMG_1473