Regala un momento íntimo

Patrocinador

Ay, otoño. Las calles se llenan de hojas, el paisaje se torna colores tierra y los grajos empiezan a volar a ras de suelo. Estos meses de ‘entretiempo’ donde cada uno viste como puede, y donde por las mañanas te calzas un abrigo enorme, al mediodía te asas y sales en manga corta, y por las noches te envuelves en la manta del sofá, a navegar en la web de ZARA y crear mil wishlists. Se acercan fechas de regalos, muchos findes en casa con peli y manta, muchas noches de disfrute en el hogar. Y es que llega una época donde el frío nos invita a refugiarnos, a abrazarnos y dar mucho amor, pero a veces necesitamos un extra, un toque picante que encienda la chimenea, como cuando pides una pizza con extra de queso. Y ahí es donde entra la magia del mando a distancia. Y no, no hablamos de Netflix o HBO, hablamos de los vibradores inalambricos con control remoto, y es que no hay mejor regalo que un momento íntimo en pareja, o porqué no, con tu crush de Tinder.

A veces la rutina nos vuelve aburridos, eso es así. De la oficina al gym, del gym a casa, de casa a la oficina, y así todos los días sin pasar por la casilla de salida. Tenemos que reconocer que algunos vivimos el día a día con un sopor que no nos aguantamos ni nosotros mismos, y por supuesto no entendemos cómo puede hacerlo nuestra pareja. Ay pobres! Pero todo tiene solución, don’t panic. Y ésta solución viene con mando a distancia. Las nuevas generaciones saben que para encender la chispa a veces no basta con un cerillo (guiño, guiño), hay veces que necesitamos un extra que reactive nuestro deseo y vuelvan las ganas de probar nuevas experiencias. Y Platanomelón sabe lo que nos gusta de verdad. Esta conocida marca se ha convertido en un referente en lo que a placer se refiere, porque además de un amplio catálogo de productos, ofrecen un blog donde comparten con su #comunidaddelsofa consejos y tips para hacer de tu vida sexual algo más sano. Los juguetes sexuales pueden ayudarnos a crear un ambiente perfecto para dejarnos llevar, volver a conectar con tu propio cuerpo y redescubrir a tu pareja a través de los juegos.

“¿Pero y si no tengo pareja?” Bueno… ¿y qué más da? Los juguetes sexuales no solo son para jugar en pareja, puedes comprarlo también para tí, y además siempre puedes quedar con ese crush que tanto te gusta. No busques excusas, que aquí eres tú quien protagoniza este momento. Recuerda, este otoño, que el único mando a distancia que compartas no sea el de la tv.

Suscríbete!
Entérate de todas nuestras noticias